Français Espagnol
   
 
Ventajas
Preguntas frecuentes
Cuestionarios
Direccion
 


HOMÉOPATIA
  • Qué es la homeopatía?
  • Descripción
  • Origen y evolución
  • Características
  • Principios o leyes biologisas
QUE ES LA HOMEOPATIA?
La homeopatía es una medicina natural holística que tiene por objeto el restablecimiento de la salud de  una manera rápida, suave y permanente teniendo en cuenta la integridad de la persona enferma a nivel físico, emocional y mental basándose para la curación en la ley de los semejantes.
DESCRIPCIÓN
El nombre HOMEOPATÍA etimológicamente deriva de las raíces griegas HOMEOIOS que significa semejante y PATHOS que significa padecimiento o enfermedad, haciendo alusión a la ley de los semejantes por el cual se tratan los enfermos con medicamentos preparados a partir de sustancias que experimentalmente en personas sanas producen síntomas semejantes a los del enfermo ( similia similibus curanteur).
ORIGEN Y EVOLUCION
hahnemann La Homeopatía, como sistema de medicina, fue formulada por primera vez entre finales del siglo XVIII y principios del XIX, por el médico Alemán Christian Friedrich Samuel Hahnemann (1755-1843), pero sus orígenes se remontan al período de la antigua Grecia. Hipócrates ya debatió sobre la existencia de dos modos de curación: por los similares y por los contrarios. El principio de los similares (homeopatía) fue defendido por Paracelsus en el siglo XVI y más adelante, en los siglos XVII y XVIII, por el Dr. Fleming, el Dr. Sydenham y otros médicos de la época. No obstante, fue a finales del siglo XVIII cuando, este método de tratamiento por los similares (Homeopatía), dio lugar a un sistema racional de medicina basado en experiencia empírica y desarrollado por el Dr. Samuel Hahnemann, quien es considerado el fundador de la Homeopatía.
CARACTERISTICAS

Es una medicina natural

La homeopatía es una medicina natural que promueve la armonía y la autorregulación de la energía vital del organismo, estimulando los mecanismos de autocuración de la persona enferma. Para ello utiliza medicamentos diluidos y dinamizados los cuales son obtenidos a partir de sustancias de origen vegetal, mineral  y animal.

Es holística

La homeopatía es una medicina holística porque asume al enfermo como un ser integral y único, constituido por un cuerpo físico y biológico que se rige por leyes físicas y biológicas, una psiquis, un alma y una energía vital que los integra y conecta como unidad indivisible. Estos factores hacen del enfermo un ser único e irrepetible que lo hacen reaccionar de una manera diferente a otra persona que padece la misma enfermedad. Este aspecto hace que el homeópata utilice un remedio homeopático integral a la medida del enfermo, cubriendo los síntomas físicos, emocionales y mentales. Es decir ante personas afectadas de una misma enfermedad el médico homeópata suministraría un remedio diferente a cada enfermo según sus particularidades, su manera de reaccionar y de enfermar  individual.

Así mismo, para elegir el remedio sanador que cubra la totalidad de  la persona enferma, tiene en cuenta además la predisposición del individuo a enfermarse, los factores emocionales, hereditarios, ambientales y psicosociales que concurren con la enfermedad.

De esta manera, el homeópata busca un estimulo energético integral (remedio) que corresponda con la totalidad de los síntomas que manifiesta el enfermo con el propósito de equilibrar su energía vital y lograr su curación global aplicando los principios de la homeopatía.

PRINCIPIOS O LEYES DE LA HOMEOPATIA

  • La energía vital: de acuerdo con la filosofía homeopática, existe una energía que mantiene la vida gobernando al organismo para garantizar el constante flujo y el balance interno denominado la homeostasis. La enfermedad se origina por una falta de equilibrio en esta energía vital. Los síntomas son el lenguaje propio del organismo, el producto de ese desequilibrio y no la causa ni el objetivo último del tratamiento. Los remedios homeopáticos fortalecen al organismo estimulando y modulando a su energía vital para que restaure el equilibrio.

  • La individualidad / susceptibilidad: cada organismo percibe de forma propia su estado de salud y su estado de enfermedad y cada individuo, por tanto, se enferma y se cura por motivos propios y siguiendo un proceso también particular e individual. El qué le hace enfermar a cada uno y el cómo se enferma cada uno es lo que en homeopatía se llama la “susceptibilidad” propia de cada persona. Esta susceptibilidad a la enfermedad es la que hace que cada individuo tenga también su propio proceso de retorno a la salud. La naturaleza individual del organismo tanto para enfermar como para sanar, requiere un tratamiento también individualizado que considere la totalidad de los síntomas, la historia clínica y la susceptibilidad (biológica y adquirida) de cada individuo a la enfermedad. Este tratamiento individualizado recurre a un remedio único en cada momento. De este modo, el concepto de individualidad se aplica tanto a la persona como al remedio y al tratamiento.

  • La ley de los similares: se refiere a la capacidad del remedio para curar en una persona enferma los mismos síntomas que puede crear en una persona sana. El cómo se produce esta estimulación, en otras palabras, el conocimiento exacto de todos los parámetros que intervienen en el organismo y los procesos en cadena que se producen en el mismo tras la ingesta del remedio, dicho de otro modo, su modus operandi, es aun motivo de estudio.

  • Los ensayos homeopáticos de las substancias (provings): son las pruebas del remedio realizadas en personas sanas y que sirven para descubrir el efecto terapéutico de las substancias. Los provings junto con la información toxicológica y los datos clínicos, son la base para elaborar las materias médicas y los repertorios clínicos homeopáticos, en los cuales se apoyan los homeópatas para elegir el remedio más adecuado para cada persona y para cada momento del tratamiento.

  • La dinamización del remedio: es el proceso de preparación del remedio que permite que las substancias liberen el potencial curativo que reside el componente energético de las mismas. El cómo este poder curativo de la sustancia es liberado por las técnicas de dinamización es aún motivo de estudio. La elaboración de los remedios homeopáticos ha suscitado controversia en la comunidad científica, pues el conocimiento actual de la realidad no material de la vida y los instrumentos de análisis y medida, así como los fondos dedicados a la homeopatía, son limitados y hacen lento su desarrollo.

  • Un remedio único, de cada vez, y en las dosis mínimas necesarias: esto permite interpretar la acción directa de un único remedio en el organismo al mismo tiempo que se estimula la capacidad curativa del propio organismo de forma suave, gradual y consistente; además de no producirse efectos químicos secundarios ni adictivos ni debidos a sobredosis del remedio.